Archivo

Archivo para Junio, 2008

¡Reflexionar “hoy” sobre el servicio de la autoridad y la obediencia!

Sábado, 21 de Junio de 2008 Sin comentarios

Hace más de cincuenta años… la realidad era diferente

El cambio que se ha producido impresiona. Pero es necesario remontarse a los tiempos pre-conciliares para encontrarnos con aquella situación en la cual superiores y superioras: Leer más…

“El servicio de la autoridad y la obediencia” ¿Por qué un nuevo documento? (1)

Viernes, 20 de Junio de 2008 Sin comentarios

Cualquiera podría preguntarse el porqué de un documento de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica sobre “El servicio de la autoridad y la obediencia”, precisamente en este momento. La respuesta más superficial podría sonar así: la vida religiosa ha entrado en una fase de anomía, de descontrol interno y de desobediencia externa respecto a la jerarquía eclesial, que se vuelve necesario un serio toque de atención para poner freno a tal situación. De hecho, algunos medios de comunicación han emitido precipitadamente un juicio así al anunciar la aparición del documento. Leer más…

El “camino” neo-catecumenal

Acaban de ser aprobados definitivamente los Estatutos del Camino Neo-catecumenal. La gran comunidad de neo-catecumenales es reconocida como un gran regalo para la Iglesia y en cuanto tal se pide que se le haga espacio, sea acogida, se le permita desplegar sus capacidades carismáticas.

En el camino neocatecumenal valoro algunos aspectos que me parecen extraordinarios y al mismo tiempo modélicos para la Iglesia en este momento: Leer más…

Categories: Actualidad Tags:

Insatisfacción “permanente”

Miércoles, 11 de Junio de 2008 Sin comentarios

Regularmente los seres humanos nos vemos acosados por la insatisfacción: cuando nuestra acciones no responden a nuestros deseos, cuando nuestros sueños no se hacen realidad, cuando descubrimos nuestros límites o los defectos de los demás. Nos topamos cuando menos lo esperamos con nuestros límites, con fallos imprevistos. ¡Esto no funciona bien! Leer más…

Envidia… o la sombra de Abel

Salieri y Mozart… Cain y Abel… Judas y Jesús. ¡Pura envidia! Queda muy bien decir que “me envidian”. Nunca diré: “soy un envidioso”. La envidia funciona. Es protagonista secreto de muchos acontecimientos. Es una sombra, una “mala sombra” que nos hace caminar “sombríos y apesadumbrados”.
La envidia es una pasión, no un pecado. Es un síntoma, no una actuación moral. Es algo que se apodera de nosotros y nos carcome. Es como una fiebre, una enfermedad… a veces crónica. Nos podemos “morir de envidia”. ¡Qué sentimiento tan desgraciado!
La envidia es un síntoma. Revela una deficiencia estructural en el desarrollo de nuestra persona. En un momento concreto nos damos cuenta de que “no somos el ombligo del mundo”; que hay otras personas con cualidades, con dotes especiales; que no somos superiores a los demás; ni siquiera simétricos.

Leer más…

Más allá de la avaricia y el consumismo

La avaricia es un pecado capital, que impide la vivencia de la pobreza religiosa. Conocer sus mecanismos es importante, para entender mejor cómo contrarrestarla y hacer posible una vida en auténtica pobreza.

 “La avaricia es el más estúpido de los pecados capitales, porque tiene una posibilidad o un poder que nunca lleva a cumplimiento” (Humberto Galimberti). El avaro acumula bienes pero nunca los utiliza. De ese modo, tiene un sentimiento de potencia. Para él lo importante es tener, poseer. El medio se convierte en fin.

El avaro no vive su vida. Cuanto menos coma, menos beba, menos vaya a teatros, menos gaste en libros… ¡mucho mejor!. Hasta oculta lo que tiene para que nadie lo codicie. El centro de su vida es el dios Mammon. La raíz de la avaricia es el temor al futuro, a la inseguridad, el horror al vacío, a la muerte. “¡Esta noche te arrebatarán la vida!”, le dice Jesús al avaro para que salga de su laberinto diabólico. Leer más…

Categories: Vida Religiosa Tags:

4ª carta a la comunidad de Corinto: Cor D

I. La autoridad de Pablo, misionero fundador de la comunidad corintia: 10,1-18

Advertencia introductoria: 10, 1-11

Cap.10, 1 Soy yo, Pablo en persona, quien os suplica por la mansedumbre y la benignidad de Cristo, yo tan humilde cara a  cara entre vosotros, y tan atrevido con vosotros desde lejos. Leer más…

Categories: General Tags:

3ª carta a la comunidad de Corinto: Cor C

I. Introducción: Acción de gracias: 2,14-16a

14 ¡Gracias sean dadas a Dios, que nos lleva siempre en su triunfo, en Cristo, y por nuestro medio difunde en todas partes el olor de su conocimiento! 15 Pues nosotros somos para Dios el buen olor de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden:

Ø  16 para los unos, olor que de la muerte lleva a la muerte;

Ø  para los otros, olor que de la vida lleva a la vida. Leer más…

Categories: General Tags: ,

¿Un mundo sin amo… una nave sin piloto?

Da la impresión de que esta casa que es nuestro mundo, nuestro planeta, no tiene amo, de que vamos embarcados en una nave sin piloto que la dirija. Cada grupo humano se apodera de su territorio y elige a sus líderes. En los casos mejores, hacemos alianzas y compartimos determinados territorios o recursos. La impresión que uno obtiene de la contemplación de este planeta tierra es que en él existen muchos amos y que frecuentemente se hacen la guerra unos a otros. De ahí, la inquietante inestabilidad de este sistema-tierra. Leer más…

Categories: Varios Tags:

2ª carta a la comunidad de Corinto: Cor B

Prescripto: 1,1-3

Cap.1,1 Pablo, llamado a ser apóstol de Cristo Jesús por la voluntad de Dios, y Sóstenes, el hermano, 2 a la Iglesia de Dios que está en Corinto: a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos, con cuantos en cualquier lugar invocan el nombre de Jesucristo, Señor nuestro, de nosotros y de ellos (glosa) 3 gracia a vosotros y paz de parte de Dios, Padre nuestro, y del Señor Jesucristo. Leer más…

Categories: General Tags: