Archivo

Archivo para Abril, 2015

¿La diócesis es biócesis? Formas de vida en convivencia

Domingo, 26 de Abril de 2015 Sin comentarios

Screenshot 2015-04-09 13.08.32De vez en cuando hemos de pararnos para hacernos conscientes del misterio y misión de la Iglesia particular, presidida por nuestro Obispo. En ella, nosotros –consagradas y consagrados o religiosos y religiosas- “somos iglesia” y aportamos nuestro peculiar testimonio de vida y nuestra ministerialidad carismática. Juntos, tenemos la oportunidad de sentirnos iglesia “particular” y “local”, a través de la oración, de la reflexión, del diálogo, de la convivencia. Una Iglesia particular es un biotopo, un lugar donde la vida florece en toda su biodiversidad. No es un espacio para monocultivo. Leer más…

Categories: General Tags:

CUANDO LOS SACRAMENTOS CONFIGURAN EL JUNIORADO

Jueves, 16 de Abril de 2015 Sin comentarios

alfareroLa etapa del juniorado requiere una especialísima atención. Sean muchos o pocos quienes comparten esa etapa del camino de iniciación en la vida consagrada, lo cierto es  que para recorrerla con garantía y fecundidad es necesario apuntalar la vida espiritual, para que ésta no se derrumbe ante los primeros embates. El junior o la juniora después de su primera Alianza -como Jesús después de la bellísima experiencia del bautismo en el Jordán- quedan colocados en una zona desértica, peligrosa, en la cual los “malos espíritus” actúan con sagacidad y astucia, para poner en crisis la vocación o para dejarla marcada y deteriorada para el futuro. Para resistir es necesario revestirse con la armadura de la fe. En esta reflexión quiero apuntar sólo a un aspecto dentro de la formación que tiene una importancia única: la vivencia sacramental y litúrgica. Leer más…

Categories: Formación, Vida Religiosa Tags:

LA TEOLOGÍA DE LOS TRES DÍAS: María de la soledad: ¡no pasar página tan deprisa! El sábado santo

Screen Shot 2012-04-22 at 20.53.36Tenemos la experiencia de ese momento estremecedor en que ya perdemos de vista “para siempre” ese cuerpo querido, amado, con el que hemos convivido. El entierro o la cremación nos coloca ante el abismo de la separación. Unos gritan de dolor, otros oran, otros se despiden con un dolor indeleble en el alma.

Hemos asistido a funerales por centenares de personas que han fallecido en un atentado, en un accidente, en una catástrofe natural ¡Qué impresionante ver tanto ataúd… ataúdes blancos de los niños sobre los ataúdes de sus padres! Por mucho que uno quiera compadecerse, ¿quién será capaz de sentir lo que sienten amigos y familiares? Hace pocos días alguien -movido por su locura- precipitó un avión contra los Alpes y… “les cortaron la trama de la vida” violentamente.

Leer más…