ÁNGELES DE HOSPITALIDAD – ¡No demonios de hostilidad! (En el día de la beata catalana María Rafols)

María Rafols Bruna (5 de noviembre de 1781) nació en Vilafranca del Penedés (Barcelona) y muro el 30 de agosto de 1853. Fue cofundadora, con el P. Juan Bona, de la Congregación de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana. Tuvo una participación destacada en los Sitios de Zaragoza durante la guerra de la Independencia, En 1994 fue beatificada oir el Papa Juan Pablo II. A ella va dedicada esta súplica en un momento de fuertes tensiones: ¿ángeles de hospitalidad o demonios de hostilidad?

A la beata María Rafols en su día
José Cristo Rey García Paredes, cmf
5 de Noviembre 2017

ANGEL DE HOSPITALIDAD

María Rafols,
corazón compasivo,
por todo el mundo alargado,
con 236 años de latidos.
Intercede ante TRI-AMOR
por nosotros,
habitantes de esta piel de toro,
enfrentados, llenos de reproches,
tristes y heridos

El Maligno
Ángel de la hostilidad,
dibuja en su rostro
una muesca sarcástica:
llevamos cuenta de los delitos,
nos lanzamos flechas
de memorias envenenadas;
para el Hijo pródigo
ya no hay Padre, sino Carcelero.

Y se enfrentan las banderas,
y se delimitan territorios,
y se imponen leyes ciegas,
que no saben de emociones.

ÁNGEL DE HOSPITALIDAD
abre hospitales de corazones,
donde el Espíritu se derrame
sanador y transformador.
Ángel de la gran Amnistía
¡ruega por nosotros,
juntamente con Juan,
tu compañero itinerante,
por esta piel de toro
desgarrada… pero todavía
capaz de revivir.

Que el Espíritu que te consagró
haga brotar surtidores
que rieguen esta tierra seca
y limpien el odio
que bestializa nuestros rostros.
¡Nunca más, demonios de hostilidad!
¡Sí, ángeles de hospitalidad!

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.