CONSEJOS EVANGÉLICOS: ¡EL OLVIDO DEL CONSEJERO!

Los consejos evangélicos no son monopolio de ningún grupo en la comunidad de Jesús. Todo el Evangelio está dirigido a todas las seguidores y a todos los seguidores de Jesús. Así nos lo dice el Concilio Vaticano II en Lumen Gentium capítulo V. En lo que no reparamos muchas veces, es que los “Consejos evangélicos” proceden de un maravilloso Consejero: que es Jesús nuestro maestro. Y que esos “consejos evangélicos” siguen llegan hoy a nosotros “reactualizados” y “hechos contemporáneos” por el Santo Espíritu, nuestro Consejero divino y permanente, porque Él nos recuerda todo lo que Jesús dijo… y nos lleva a la verdad completa. Aquí ofrezco mi reflexión sobre este tema.

Alianza y Consejos anti-idolátricos