LA COMUNIDAD QUE JESÚS SOÑÓ

La Iglesia que Jesús soñó tenía tres características: misionera, como una nueva Jerusalén o morada de Dios entre los hombres y como la casa del amor fraterno. En este tiempo la formamos casi dos mil millones de seres humanos. Es una Iglesia misionera, pero a veces parece una Iglesia de trabajadores. Es como la nueva Jerusalén, pero a veces parece la vieja Jerusalén. Es la casa del amor fraterno, pero también hay entre nosotros rivalidades, envidias, tensiones. ¿Será posible el sueño de Jesús?

Iglesia en Misión

La misión pertenece a la quintaesencia de nuestra comunidad cristiana. No es una actividad esporádica, temporal… es nuestro verdadero ser. Hemos sido bautizados para ser “sal de la tierra”, “luz del mundo”.

Pablo y Bernabé, esos dos apóstoles –creativos, audaces, apasionados– expresaron de forma única el ser misionero de la Iglesia. La Iglesia de Antioquía se mostró desde el principio como una comunidad profética, con una fuerte impronta misionera. Aquella Iglesia era ex-céntrica, centrífuga, en misión permanente.

Inspirados en la oración enviaban mensajeros a anunciar el reino de Dios.

Sin Misión no somos Iglesia, sino únicamente un grupo de empleados en tareas que nosotros mismos nos hemos asignado. Por eso, es urgente revivir en cada una de nuestras comunidades cristianas la experiencia de la Iglesia profética y misionera de Antioquía. ¡Ésa es la señal! 

Iglesia “nueva Jerusalén”

La vieja Jerusalén ya la conocemos. Estaba atada a su pasado violento, a ritos y sistema religioso caduco, a sus autoridades y poderes fácticos. La nueva Jerusalén aun no la conocemos. No está aquí, aunque va descendiendo del cielo. Es ciudad de ensueño, fundada por el Dios que quiere sorprendernos con la novedad: “¡He aquí que lo hago todo nuevo!”.

Nuestra Iglesia todavía no es esa “nueva Jerusalén”. La nueva Jerusalén desciende todos los días a nuestra tierra: cuando nosotros n configuramos nuestra conducta a los habitantes de la vieja Jerusalén. Por eso, no está mal preguntarnos: ¿a qué Iglesia pertenezco y sirvo, a la vieja o a la nueva Jerusalén?

Iglesia-casa del amor fraterno

Jesús no nos pidió a sus discípulos y discípulas que lleváramos un distintivo a través del cual la gente pudiera reconocer que somos sus discípulos. Sólo nos pidió una señal: “que nos amemos unos a otros…” Allí donde el amor no circula, no hay comunidad, ni Iglesia. La insistencia de Jesús en el amor, en el perdonar setenta veces siete, en la necesidad de perdonar para ser perdonados, responde a un conocimiento muy profundo de nuestra realidad. Jesús nos conoce de verdad y, por eso, nos lo advierte, nos lo pide. 

Constatar que la iglesia de Jesús, con casi dos mil millones de creyentes está dividida en Iglesias separadas; contemplar la misma Iglesia católica dividida entre grupos que se rechazan mutuamente y discriminan… no es ver realizado el sueño de Jesús.

“Como yo os he amado”

Jesús nos ofrece la clave para amarnos unos a otros: ¡como yo os he amado! El listón del amor es muy alto para nosotros. Pero Jesús tiene una solución: nos promete que el Espíritu Santo se puede derramar en nuestros corazones. Es el Espíritu del Amor. El amor, sin embargo, no es el resultado de una difícil carrera para conseguirlo. Es un carisma, un don. El mayor de los carismas, como nos dice 1 Con 13. Lo cantamos cuando decimos: Danos, Señor, un corazón nuevo, derrama en nosotros un Espíritu nuevo. .

El tiempo de Pascua y Resurrección nos dice que “todo es posible”. Quien cree en la Resurrección de Jesús, cree que también en nosotros hay resurrección y vida nueva y que “nace el amor”.

Publicado en General | 2 comentarios

“OLOR A BUEN PASTOR”

Jorge Cocco Santangelo

Se ha hecho famosa la frase del papa Francisco: “pastores con olor a oveja”. La liturgia de hoy nos invita a añadir también: “pastores con olor a Buen Pastor”. Nos habla hoy la liturgia de este domingo del “Buen Pastor”. “Buen pastor” significaba también en la mentalidad judía “el bello pastor”, “el pastor que seduce” y que embellece todo lo que hace.

Cuando decimos “rebaño”, no decimos “ganado”. Cuando decimos “pastor”, no decimos “ganadero”. Las “ovejas” tienen su estilo, su manera de ser y de actuar. Viven en grupo. Necesitan al grupo y el pastor “para eso las cuida”, las vigila, les advierte el peligro, las conduce al redil, y … ¡busca a la perdida! Pero el pastor “descuidado”, que no las guía, que las desconoce… las conduce al “caos” y fácilmente pueden ser presa de “lobos feroces”, puede “perderse”.

Sigue leyendo
Publicado en General | 1 comentario

DESDE LA DIMISIÓN A LA MISIÓN

Cuando Jesús, el Viviente, no es reconocido en la comunidad cristiana, todo en ella va mal: la comunidad se divide y dispersa, la misión resulta infructuosa, el miedo se apodera de todos. Sin embargo, cuando su presencia es reconocida y acogida, la comunidad se reúne y entra en comunión, la misión tiene éxito, la intrepidez y la audacia se apoderan de los discípulos.

Sigue leyendo
Publicado en General | Deja un comentario

¡LA RESURRECCIÓN LO HA CAMBIADO TODO! – El nuevo paradigma

Al compás de la liturgia de esta Semana Santa he ido comprendiendo su significado: me parecía escuchar algo así como la melodía de la vida cristiana de los tres días: la melodía de la tristeza del Viernes Santo, de la desolación y soledad del Sábado Santo y, finalmente, el Alleluya de la Pascua. Pero no se trata de una mera secuencia ritual. Hay que cambiar el paradigma: ¡lo último es lo primero! ¡Es la explicación de todo! El Aleluya es “el cántico nuevo” y definitivo. Las “melodías tristes”… son lo previo.

“Melodía triste” de viernes y sábado “santos”

Sigue leyendo
Publicado en General | Deja un comentario

JUEVES SANTO CON MARÍA

Hace algunos años el papa emérito Benedicto XVI nos invitaba a vivir los días del Triduo Sacro en compañía de María: “con María en el Cenáculo… con María en la Cruz… con María en la Resurrección.  Hace muchos años, el gran teólogo católico Hans Urs Von Balthasar escribió un famosísimo libro titulado “Mysterium paschale: la teología de los tres días”. Viernes santo, Sábado santo y Domingo de Resurrección son tres días que no nos deben pasar inadvertidos. En ellos debería concentrarse toda nuestra experiencia espiritual como discípulos de Jesús. Especial relieve puede tener este año vivir el Misterio de estos tres días con quien es la “bienaventurada por que ha creído”.

Jueves, Viernes y Sábado Santo son los días en los cuales nuestra atención se centra en el “cuerpo de Jesús”. Los pasos de la Semana Santa nos lo muestran. Hacia ese cuerpo se dirigen las miradas. Ante ese cuerpo se emocionan los corazones. Parece que carga sobre sí todo el dolor del mundo. En su rostro vislumbra la gente su propio dolor: el ya sufrido, el que ahora le acongoja, el dolor que de seguro vendrá.

Los artistas han sabido  plasmar en sus imágenes de Semana Santa un cuerpo de Jesús en situación límite e incluso muerto sin que por ello parezca un cuerpo desahuciado y vencido. Año tras año, generación tras generación se repite el mismo espectáculo y surgen las mismas emociones. ¡Y todo tiene como foco… el cuerpo de Jesús! Pero ¿porqué no también el cuerpo de su Madre?

Sigue leyendo
Publicado en General | Deja un comentario

VIA CRUCIS “EN FEMENINO” – OTRO COLISEO

Una mujer, Orel, artista francesa, fue quien recibió la inspiración de diseñar los 14 pasos del Viacrucis “en femenino”. Orel contempla a Jesús cargado con la cruz de sus hermanas… reflejando en su cuerpo la Pasión de tantas y tantas hijas de Dios, con las que se identifica. ¿Por qué no recorrer también nosotros el Viacrucis desde “otra perspectiva”? Imagen… música… canto… plegaria…

Publicado en General | 1 comentario

¡QUIEN ESTÉ SIN PECADO QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA!

Cuando nos miramos por dentro con verdad, ¡qué difícil nos resulta convertirnos en jueces de los demás! Pues “todos somos pecadores y estamos privados de la Gloria de Dios”, porque “quien diga que no ha pecado es un mentiroso”. No estamos en disposición de creernos “mejores que los demás”. Quien reconoce su fragilidad es compasivo y perdona… ¡nunca se muestra implacable ante el otro!

Sigue leyendo
Publicado en General | Deja un comentario

EL DÍA DECISIVO ES ¡HOY!

Nadie sabe -con certeza- si sobrevivirá a este día de luz que es “hoy”. Por eso se dice, “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. “No os preocupéis del mañana… le basta a cada día su afán”, nos decía Jesús. “Hoy” es la mejor oportunidad que se me presenta.

Sigue leyendo
Publicado en General | Deja un comentario

¡DIOS! (Moisés), ¡ESCAMIENTO! (Pablo), ¡CONVERSIÓN! (Jesús)

¡Aprended de los tiempos antiguos! Las lecturas de este domingo nos piden que rehuyamos las falsas seguridades. Nos dicen cómo en tiempos antiguos el Pueblo santo de Dios se equivocó y se extravió, a pesar de tantos dones de Dios recibidos. Nos alertan sobre una falta seguridad, incluso en la Iglesia. Podemos obedecer el orden establecido mientras desobedecemos los signos de los tiempos. Podemos perece, si no nos convertimos. Pero ¿qué significa “convertirse”?

Sigue leyendo
Publicado en General | Deja un comentario

SAN JOSÉ, CORAZÓN DE ESPOSO Y PADRE

La figura de José, el esposo de María, sigue siendo misteriosa. Parecerá extraño que un teólogo del siglo XXI se fije en él. Es verdad que apenas se habla de este hombre en los tratados teológicos; no es mencionado en las aulas de Teología. Hay cristologías y mariologías que apenas aluden a él, o incluso lo eluden. Hay artistas que lo alejan de María, aun habiendo sido su esposo. No obstante, hay personas –y yo quiero ser una de ellas- que mantienen viva su memoria, que transmiten su nombre, que escriben sobre Él e intentan comprender mejor su misterio.

Sigue leyendo
Publicado en General | 1 comentario