¡No solo hay una Iglesia! Sensibilidad ecuménica

No debemos creer que somos los únicos. La campaña para la financiación de la Iglesia en España debe pasar por el filtro del “espíritu ecuménico”. No debemos presentarnos como “la Iglesia”. Esa forma pública de aparecer discrimina y relega a otras iglesias, otras confesiones cristianas hermanas.

No debemos olvidar que la Iglesia de Jesús está rota, dividida; que los hermanos y hermanas que confesamos al mismo Señor, que escuchamos la misma Palabra de Dios, que intentamos obedecer al Evangelio, estamos todavía separados.

La falta de espíritu ecuménico nos vuelve presuntuosos, nos hace creernos los únicos, nos vuelve acusadores y despreciadores de nuestros hermanos y hermanas. La persona que no tiene espíritu ecuménico es deconsiderada hacia “los otros”, los tolera mirándolos desde arribay no está dispuesta a aprender de ellas, ellos.

El Espíritu Santo no es prisionero de la Iglesia católica. Él actúa por doquier. Y quienes se dejan llevar por Él o Ella (nuestra Santa Ruah) aman a “los otros” como “a sí mismos”.

Por eso, en este caso concreto: no hagamos creer -al pedir la financiación de “la iglesia”- que somos la única Iglesia. El “tenían todo en común” dela primitiva comunidad cristiana de los Hechos de los Apóstoles, ¿tendrá algo que ver con el dinero, la financiación?

Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.