La gran red de las contemplativas y su coro virtual: ¿será eso lo que se escuche en el cielo?

¡Qué imaginación y hasta dónde hemos llegado! Reunir en un mismo coro a religiosas contemplativas de diversas partes del mundo. Creo que es así cómo Dios escucha y contemplan a quienes le cantan y contemplan, aparentemente en espacios reducidos, alejados, en grupos aparentemente separados… El Espíritu dirige esta liturgia incesante que a Dios le suena como coral, con una orquesta que acompaña de forma sublime.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Vida Religiosa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.