¡HE AQUÍ EL CORDERO DE DIOS! ¿Porqué en la celebración eucarística?

En toda celebración eucarística proclamamos a Jesús como “Cordero de Dios”. Pero ¿qué hay detrás de esta expresión? Lo damos por supuesto. Pero ¿lo entendemos? ¿Tiene para nosotros algún significado? La lectura de un estupendo libro -perteneciente a una trilogía- de un gran pensador (filósofo y teólogo francés) Emmanuel Falque, “Las bodas del Cordero” me iluminó. Se trata de un libro voluminoso. Me he atrevido a personalizarlo y exponerlo en unas cuantas páginas. Puede ser para nosotros una clave para entender el misterio central de nuestra vida cristiana de una forma nueva, interpelante, fascinante. Mi artículo aparece en formato de “Issuu”: basta hacer click en fullscreen -toda pantalla- y leerlo pasando páginas.

 

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.