LA SANTA DE LA EMPATÍA: EDITH STEIN – BENEDICTA DE LA CRUZ

En este día, hace 79 años, murió en las cámaras de gas de Auschwitz la carmelita santa Benedicta de la Cruz. Tenía 51 años. Había nacido en el judaísmo. De joven perdió la fe en Dios. Estudió filosofía. Encontró en el cristianismo su fe y se entregó totalmente a ella. Traigo a mi página web “Textos que impresionan” unas breves, pero muy significativas frases de esta gran mujer, filósofa y creyente, la santa de la Empatía.

“Entregarse amorosamente, convertirse en la total propiedad de otro y poseer a ese Otro por completo, es el profundo deseo del corazón femenino….

Sólo Dios puede recibir esta forma de entrega tan totalizante de un ser humano. Sólo Dios puede recibirla de tal manera que el ser humano no pierda su vida, sino que la gane”.

“Y sólo Dios puede entregarse a un ser humano de tal manera que plenifique todo su ser y al hacerlo no pierda nada de sí mismo. Por eso la entrega total (que es el principio de la vida religiosa) es al mismo tiempo la única realización adecuada posible del anhelo femenino.”

“La esencia más íntima del amor es la devoción, la empatía, entregarse por completo”.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.