Archivo

Archivo para la categoría ‘María en la comunión de los Santos’

LA TEOLOGÍA DE LOS TRES DÍAS: María de la soledad: ¡no pasar página tan deprisa! El sábado santo

Screen Shot 2012-04-22 at 20.53.36Tenemos la experiencia de ese momento estremecedor en que ya perdemos de vista “para siempre” ese cuerpo querido, amado, con el que hemos convivido. El entierro o la cremación nos coloca ante el abismo de la separación. Unos gritan de dolor, otros oran, otros se despiden con un dolor indeleble en el alma.

Hemos asistido a funerales por centenares de personas que han fallecido en un atentado, en un accidente, en una catástrofe natural ¡Qué impresionante ver tanto ataúd… ataúdes blancos de los niños sobre los ataúdes de sus padres! Por mucho que uno quiera compadecerse, ¿quién será capaz de sentir lo que sienten amigos y familiares? Hace pocos días alguien -movido por su locura- precipitó un avión contra los Alpes y… “les cortaron la trama de la vida” violentamente.

Leer más…

María de la fe: los tres artículos del Credo

Sábado, 8 de Junio de 2013 1 comentario

Screen Shot 2013-06-07 at 19.39.41¿Qué nos dice la fe cristiana sobre María? Lo mejor es centrarnos en el símbolo de nuestra fe, el Credo, y a partir de ahí descubrir la figura de María.

La estructura del Credo es trinitaria: la misma estructura del Gloria Patri, aunque levemente desdibujada por los desarrollos que entraña. El símbolo de la fe resume los dones que Dios nos hace como Autor de todo bien,  como Redentor, como Santificador. Los articula en torno a “tres capítulos”: la fe e  un solo Dios, Padre todopoderoso y Creador; la fe en Jesucristo, su Hijo y nuestro Señor y Salvador; y en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia. Leer más…

LA TEOLOGÍA DE LOS TRES DÍAS: Viernes Santo: “Con María en el Calvario”

pieta_oggiHoy es Viernes Santo. Y quiero subir con María al Calvario. Ella tuvo el fantástico y terrible privilegio de ser la única testigo de la concepción y nacimiento de Jesús y su muerte en la cruz. María puede darnos una clave única para entender el acontecimiento del Viernes Santo.

El Viernes Santo fue para algunos grandes filósofos, como Hegel, la expresión del más horrendo ocultamiento de la historia: el de Dios. Es el día de la impotencia del Omnipotente, de la ocultación de la Luz, del sinsentido del Sentido, de la muerte de la Vida… de la muerte de Dios. Estos pensadores creían que sería imposible seguir creyendo en Dios, en la Vida, en la Luz, en el Sentido. Proclamaron la muerte de Dios, la desaparición progresiva de la religión, el fin de aquellas creencias que nos sacan de la angustiosa realidad en la que estamos insertos. Leer más…

LA TEOLOGÍA DE LOS “TRES DÍAS”: Pórtico: “con María en el Cenáculo” – María del Jueves Santo

 

Franz von Stuck, Pietà, 1891

Franz von Stuck, Pietà, 1891

Hace algunos años el papa emérito Benedicto XVI nos invitaba a vivir los días del Triduo Sacro en compañía de María: “con María en el Cenáculo… con María en la Cruz… con María en la Resurrección.  Hace muchos años, el gran teólogo católico Hans Urs Von Balthasar escribió un famosísimo libro titulado “Mysterium paschale: la teología de los tres días”. Viernes santo, Sábado santo y Domingo de Resurrección son tres días que no nos deben pasar inadvertidos. En ellos debería concentrarse toda nuestra experiencia espiritual como discípulos de Jesús. Especial relieve puede tener este año de la Fe el vivir el Misterio de estos tres días con quien es la “bienaventurada por que ha creído”.

Jueves, Viernes y Sábado Santo son los días en los cuales nuestra atención se centra en el “cuerpo de Jesús”. Los pasos de la Semana Santa nos lo muestran. Hacia ese cuerpo se dirigen las miradas. Ante ese cuerpo se emocionan los corazones. Parece que carga sobre sí todo el dolor del mundo. En su rostro vislumbra la gente su propio dolor: el ya sufrido, el que ahora le acongoja, el dolor que de seguro vendrá. Leer más…

Salve Regina: contemplando a María

Martes, 5 de Junio de 2012 Sin comentarios

Con mucha frecuencia nos dirigimos a María con la tradicional “Salve Regina” o “Dios te salve, reina y madre de misericordia”. La costumbre y el ritmo del rezo nos impiden descubrir la magia que esta plegaria contiene. A veces conviene detenerse, meditar cada una de las palabras y de las frases. Es entonces cuando cada uno de nosotros puede contemplar a María desde una perspectiva nueva. Por eso, os invito a acompañarme en esta contemplación. Leer más…

¡Hijo de José! ¿No basta con la Madre?

Jueves, 7 de Enero de 2010 Sin comentarios

familia_colHay mucha sabiduría en esa imagen del carpintero José llevando de la mano a su hijo, el niño Jesús. La madre no es suficiente. Jesús no era sólo hijo de María; era también –según se creía- «hijo de José».

Dentro del diseño del Gran Novelista para su drama sobre la Encarnación de su Unigénito, a José le cupo en suerte un gran papel: ¡representar al padre! “¡Un auténtico ministerio sacramental!”, dirían sesudos teólogos, y añadirían, “¡que supera en dignidad y responsabilidad otros roles sacramentales, incluyendo los más jerárquicos!” Leer más…

¡Asunción!

Sábado, 15 de Agosto de 2009 Sin comentarios

AssumptionTras casi 59 años de la proclamación del dogma de la Asunción de María en cuerpo y alma al cielo, al comienzo de este nuevo siglo, me pregunto por el significado de este Dogma, que hoy celebramos en la fiesta del 15 de agosto.

Permitidme que entre en esta reflexión sintiendo y consintiendo con aquellos hermanos y hermanas que no hacen de este dogma una de sus prioridades existenciales o al menos no son conscientes de ello. Dejadme que me haga cargo de las objecciones que puede suscitar este dogma, esta celebración y que las haga mías, para tratar después de encontrar respuesta. Leer más…

¡Alleluya, María!

Domingo, 12 de Abril de 2009 Sin comentarios

resurreccionDiversas películas -estrenadas en estos últimos años- nos muestran la zozobra de María ante los relatos de apariciones de su Hijo Jesús a las discípulas y discípulos. Los fieles cristianos, por otra parte, nunca ha comprendido del todo que María, la madre, pudiera quedar excluída de una experiencia tan reconfortante.

Los teólogos simplemente han omitido cualquier reflexión al respecto, dado que el Nuevo Testamento no transmite ningún texto referido a una posible aparición de Jesús resucitado a su Madre. Respetemos, ante todo, el silencio neotestamentario. No hablemos de aquello que no nos fue transmitido.

Pero tratemos de acercanos al misterio que celebramos este día de Resurrección. Leer más…